¿Por qué cambiar las ventanas?


Cambiar a ventanas de PVC para mejorar el confort, la seguridad y el ahorro de energía

CONDENSACIÓN

Este problema puede resultar perjudicial para el resto de materiales que
componen tus ventanas y provocar humedades en las paredes y suelos
colindantes, además de ser una molestia a la hora de mantener limpias
tus ventanas. Diversos factores como el tipo de ventana, los vidrios,
humedad interior… pueden ser determinantes.

RUIDO EXTERIOR

Para conseguir un aislamiento acústico óptimo, es fundamental prestar atención a los vidrios, el aislamiento acústico y la instalación.

TEMPERATURA

Es probable que tengas problemas con los vidrios, el aislamiento térmico, o la instalación de tu ventana.

CIERRE MAL ESTADO

Un problema que al principio puede resultar insignificante, puede degradarse
hasta dañar otros elementos decorativos y estructurales, además de resultar
poco seguros. Los herrajes son parte primordial para el buen funcionamiento
de una ventana.

AIRE O AGUA

En este caso, necesitas prestar especial atención a la estanqueidad de las
ventanas, la instalación, la permeabilidad al aire, y el sellado de los vidrios.

SEGURIDAD

Este factor es para muchas personas determinante a la hora de decidirse a un cambio en sus ventanas, una ventana en malas condiciones, o vulnerable a ser forzada es un peligro potencial. Aquí es esencial fijarse en el vidrio y el herraje.


Revalorice su vivienda con acristalamientos en PVC


Otras causas para cambiar a ventanas de PVC

A continuación enumeramos las principales razones y los factores a tener en cuenta a la hora de plantearse el cambio de las ventanas.

Mi casa es poco luminosa.
Es probable que con la solución adecuada puedas aumentar la luz de tu hogar. Mediante el uso de ventanas específicas, de marco reducido, y vidrios quepotencien la luminosidad puedes incrementar de forma notable la cantidad
de luz en tu hogar.

Mis ventanas son viejas, feas…
En el conjunto de una estancia, la importancia estética de las ventanas es notable, tanto por la luminosidad que obtenemos, como por la estética que
el elemento marca en el conjunto. Unas ventanas viejas, deterioradas, o feas, pueden arruinar completamente la armonía de una estancia.

El viento produce vibraciones molestas.
Con frecuencia, en instalaciones antiguas o en pisos elevados, la fuerza del viento produce molestas vibraciones y ruidos, para atajar estos problemas, deberemos revisar la resistencia al viento además de la instalación.